Las recetas del jueves – Pizza casera de hortalizas

¡Hola guisantes!

Hoy empezamos una nueva sección de forma regular: la receta del jueves. Tener (y mantener) un huerto es un arte, igual que lo es la cocina. Unir las dos lo podríamos considerar como un arte supremo. Es muy bonito plantar una semilla, hacer el plantel, transplantar, cuidar y hacer crecer la planta, y al final recolectar y llevar a la cocina el producto de nuestro esfuerzo. Vamos a empezar con la pizza casera de hortalizas del huerto.

PIZZA CASERA DE HORTALIZAS

INGREDIENTES
  • 1 Kg de harina de fuerza
  • 500 mL de agua templada
  • 25 gr de sal
  • 50 mL de aceite de oliva virgen
  • 25 gr de levadura fresca
  • Tomate triturado
  • Orégano
  • Queso rallado (mozzarella)
  • Verduras (pimiento rojo y verde, berenjena, etc…) y lo que se os ocurra para poner en la pizza
PROCEDIMIENTO
  1. Disolver la levadura fresca (a nosotros la Levital nos funciona perfectamente) en el agua templada, y mezclar con la amasadora o a mano con la harina. Si lo hacéis con la amasadora, tenéis que poner las varillas que tienen un gancho en el extremo inferior. Si la masa queda muy seca o no se incorpora bien toda la harina, podéis añadir un poquito de agua, es algo normal según la harina elegida. El punto es que la masa esté elástica y no se pegue a las manos.
  2. Incorporar el aceite y la sal, y trabajar bien la masa. Con la amasadora se necesitan mínimo 5-6 minutos. A mano necesitaréis 10 minutos o algo más.

    La amasadora trabajando

    La amasadora trabajando

  3. Enharinar el mármol de la cocina y amasar la masa durante otros 10 minutos. Se estira la masa con las base de las palmas de las manos y se doblan los bordes hacia el centro varias veces. Al final obtenemos una bola de masa elástica.
  4. Poner la masa en un bol con un poco de harina y dejar reposar 45-60 minutos a unos 20ºC. La masa tiene que doblar su volumen, y sabremos cuando está fermentada porque si hundimos ligeramente un dedo, el agujero que provocamos desaparece totalment en pocos segundos.

    La masa crece y dobla su tamaño

    La masa crece y dobla su tamaño

  5. Pasar la masa al mármol y cortarla en porciones individuales (180gr aprox.). Trabajar cada porción pocos minutos. En este momento las bolas de masa se pueden congelar (es importante recubrirlas con varias capas de papel film para que no se deshidraten en el congelador). Para descongelarlas basta con dejarlas a tempertaura ambiente 4-6h o en la nevera 12-18h.
  6. Estirar con un rodillo cada bola de masa hasta conseguir un grosor de 2-3mm, y ponerla en las bandejas del horno con una hoja de papel de hornear.

    La masa ya estirada

    La masa ya estirada

  7. Untar la base de la pizza con tomate triturado y sazonar al gusto. Nosotros le ponemos orégano, que le da ese toque más clásico. Por encima le ponemos el queso rallado y luego el resto de ingredientes (en las fotos le pusimos pimiento rojo, berenjena, jamón dulce y algún trocito de lomo de cerdo). Todas las combinaciones son buenas, así que no dudéis en experimentar.

    Delicias a punto de entrar al horno

    Delicias a punto de entrar al horno

  8. Cocemos al horno a 250ºC durante 10-12 minutos, y ¡a comer!
    El resultado final

    El resultado final

    ¡A comer!

    ¡A comer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s